7/2/11

Crema de día vs Crema de noche

¿Es necesario tener los dos tipos de crema? ¿Podemos usarlas alrevés?

Los dos tipos de cremas tienen funciones y formulaciones diferentes:



      Por el día nuestra piel se puede ver agredida por agresiones ambientales, como el sol, el frío, la contaminación, cambios de ambiente, aires acondicionados... La crema de día protege de estos factores externos y debe contener filtros solares UVA y UVB. Estas cremas son más ligeras en textura que las cremas de noche y contienen ingredientes que humectan e hidratan nuestra piel. Usaremos una crema determinada dependiendo de nuestro tipo de piel para no tener sensación de tirantez durante el día en pieles secas o brillos en pieles grasas, esto lo consiguen graduando los componentes hidratantes, grasos o matificantes para ofrecer un acabado que tenga buen aspecto. La protección solar debe usarse toda la vida.

La crema de día puede usarse de noche, pero por la noche no necesitamos fotoprotectores.



      Por la noche, durante el descanso, se producen los procesos de regeneración celular (la piel se regenera tres veces más rápido de noche que de día) y la piel está más receptiva a la absorción de nutrientes por eso es el momento para actuar contra las manchas, para nutrir la piel, combatir los radicales libres y reparar los daños causados por el paso del tiempo y el fotoenvejecimiento. La crema de noche por lo tanto se centrará en la reparación y en la regeneración, por ello contiene más principios activos que la de día y no contiene filtros solares porque son innecesarios. Las cremas de noche tienen una textura más densa y untuosa para que se absorban gradualmente durante el sueño, aunque existen sérums y cremas fluidas para pieles tirando a grasas.

Las cremas de noche deberían de empezar a usarse a partir de los 25-30 años porque es a partir de esa edad cuando se empieza a perder elasticidad y firmeza (antes si se está muy expuesta al sol o a otros agentes dañinos). La crema de noche devuelve a la piel su elasticidad (aceites vegetales), luminosidad (contienen un extra de vitaminas, sobretodo C, E y A que son antioxidantes) y retrasa la aparición de las primeras arrugas y líneas de expresión (contienen componentes antiedad como el ácido retinoico (retinol), el ácido hialurónico, los alfahidroxiácidos o la coenzima Q10 entre otros).
Después de esta explicación podéis entender porqué las cremas de noche suelen ser más caras, algunas pueden llevar hasta fragancias para relajarnos mientras dormimos.

Puede usarse como crema de día pero se desaprovechan los principios activos, además se debe añadir un protector solar, aunque sea invierno. Aquí podemos tener un problema con los principios activos, que pueden no venirles bien la exposición diurna, como los ingredientes fotosensibles, por ejemplo la rosa mosqueta (regeneradora) o el retinol (antiedad). Además, algunos de estos componentes para incentivar la regeneración celular aceleran el proceso de exfoliación natural de la piel por lo que la piel estaría desprotegida durante el día de las agresiones externas.

**Me lo apunto**: No es imprescindible tener los dos tipos de crema ni tampoco pasa nada por usarlas al contrario (salvo alguna excepción), pero nuestra piel se verá beneficiada si tenemos las dos y las usamos cuando corresponde.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba