30/3/11

Avellanas / Corylus avellana L.

Los frutos secos son alimentos muy energéticos, las avellanas (tienen un aporte calórico elevado: 650 kcal/100 g ) además contienen una alta proporción en ácidos grasos monoinsaturados que previenen enfermedades cardiovasculares y ayudan a reducir los niveles de colesterol.
Es apta para dietas hiposódicas.
Proporciona vitaminas: E, con función antioxidante; A, para la vista y la piel; y B9 o ácido fólico, imprescindible en la formación celular y en el desarrollo del feto.
Contiene diversos minerales importantes y aporta fibra beneficiando el tránsito intestinal.

COMPOSICIÓN QUÍMICA DE LA AVELLANA
- Agua 6%
- Hidratos de carbono 21% (6% fibra)
- Lípidos 54%
- Proteínas 16%
- Sodio 12 mg/100 g
- Potasio 420 mg/100 g
- Calcio 190 mg/100 g
- Fósforo 320 mg/100 g
- Vitamina B1 0,5 mg/100 g

Uso culinario:
- Las avellanas se pueden comer crudas o tostadas. Se usan mucho como aperitivo junto con almendras y cacahuetes. También forman parte de salsas para carnes.
- Muy extendidas en repostería, se añaden como elemento base en la fabricación de turrones y otros dulces tradicionales, tartas o flanes además de acompañar al chocolate en bombones y tabletas.
- Se puede preparar leche vegetal de avellanas, previamente molidas o machacadas y mezcladas con agua y azúcar.



Aceite vegetal de avellana:
Es un aceite de textura fina, fluida y seca, de tacto agradable, no grasa. Se absorbe rápidamente sin dejar película grasa y permite que se absorban correctamente los principios activos que contenga como los aceites esenciales.
Tiene un delicioso aroma a avellanas tostadas por lo que se recomienda como aceite de masaje.
Es calmante y suavizante, tiene propiedades reafirmantes e hidratantes. Es perfecto para la piel flácida de la cara y del cuerpo. Puro o mezclado con otros aceites vegetales se usa como crema de día o de noche y en bálsamos para prevenir las estrías.
  
Este aceite se usa para el cuidado de pieles sensibles tirando a grasas. No es comedogénico y equilibra la producción de sebo. Puede acompañarse para tratar este tipo de piel con aceite vegetal de jojoba y/ o con aceites esenciales de árbol de té o salvia.

Este aceite se utiliza también como componente de productos solares ya que protege la piel de forma natural, aunque en un factor bajo.

También se usa en cocina por su fragancia y buen sabor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba