10/4/11

DHA, Dihidroxiacetona.

Los autobronceadores o bronceadores sin sol proporcionan a la piel un color bronceado en cuestión de horas y sin exponerse al sol, el principal activo cosmético con el que conseguimos este efecto es el DHA (Dihidroxiacetona) y es usado en la actualidad por la mayoría de productos autobronceadores ya que es el más efectivo.


La DHA se obtiene a partir de la remolacha azucarera, del maíz y de la colza, es un polvo cristalino blanco y tiene un olor característico no muy agradable.


Los productos autobronceadores se encuentran en el mercado en varios formatos; cremas, lociones, sprays, toallitas, manoplas, mousses... Y con diferente concentrado de este activo; desde el 1 al 15% siendo los de menor concentración los bronceados más graduales y uniformes, aptos para pieles claras y los de alta concentración bronceadores instantáneos con un color más intenso. Este último es preferible que lo aplique un profesional ya que puede producir "parches" por no aplicar uniformemente el producto.


También podemos prepararlo nosotr@s ;)


La coloración aparece al cabo de dos horas de la aplicación y puede aumentar aún más durante unas 24 horas. El DHA no implica el proceso de melanogénesis (bronceado natural) por lo que no tiene ningún efecto protector de la exposición solar.


Solo tiñe la capa superior de la piel: la DHA reacciona con los residuos de aminoácidos de la capa de queratina de la superficie de la piel, la reacción con los diferentes aminoácidos genera melanoidinas, similares a la melanina producida por la exposición al sol. El DHA no daña la piel ya que no penetra, no es tóxico.
El proceso natural de renovación de la piel es de 10 días por lo que es el tiempo que tardará en desaparecer en su totalidad, una vez aplicado no es posible eliminarlo, es resistente al agua, la renovación natural de la piel, junto con la exfoliación producirá un aclarado del tono ya que el color se encuentra en las células muertas.


Es recomendable exfoliar la piel antes de aplicar el producto para eliminar el exceso de células muertas en algunas zonas y que no genere tonalidades más oscuras en ellas. Una vez aplicado el producto lavaremos bien las maños para no teñir las palmas. Puede repetirse la aplicación tantas veces como queramos hasta obtener el color que deseemos, la intensidad que obtengamos dependerá del número de aplicaciones y la mantendremos con aplicaciones regulares.


Aun teniendo todas estas ventajas tiene algunos inconvenientes relacionados con el acabado: 
- Los bronceados intensos y sobretodo partiendo de piel clara tienden a serlo aun más en los poros por lo que puede crear un efecto "punteado".
- El bronceado natural no es igual en todas las partes de nuestro cuerpo (por ejemplo en el antebrazo y el dorso del brazo), si aplicamos el autobronceador en igual medida genera bronceados "artificiales".
- La aplicación no uniforme genera "manchas " o "parches" al igual que puede suceder al no exfoliarse adecuadamente (por ejemplo en codos y rodillas donde al haber más células muertas el color será más intenso) o en el proceso de eliminación.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Interesantísimo,tienes un blog maravilloso,enhorabuena :D

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
ir arriba